Volver Volver

Idilia Foods renueva sus oficinas más sostenibles en el corazón de Barcelona

Nota de prensa
  • Las nuevas instalaciones ocupan más de 4.700 metros cuadrados y están totalmente adaptadas a las necesidades de la “nueva normalidad”: espacios abiertos, versátiles y multifuncionales; zonas al aire libre adaptadas para trabajar; sistemas de conectividad integral que favorecen un modelo híbrido de trabajo presencial-remoto; sistema de ventilación de aire renovado o áreas destinadas a hacer pausas y relajarse en el exterior.
  • La sostenibilidad está en el centro de la estrategia de la compañía, por lo que el edificio cuenta con el certificado de construcción sostenible BREEAM, que favorece la reducción del impacto en el medio ambiente y un mayor confort y salud para quien trabaja y utiliza las instalaciones.
  • Las oficinas se encuentran en el mismo enclave donde se levantó en 1957 la fábrica de ColaCao y en que la compañía ha permanecido desde entonces. Las nuevas instalaciones conservan elementos arquitectónicos que atestiguan su origen fabril, como la bóveda catalana, algunos circuitos industriales o pilares de la antigua fábrica.

 

Barcelona, 3 de diciembre de 2020. La compañía de alimentación española Idilia Foods, responsable de marcas tan emblemáticas como ColaCao y Nocilla, ha inaugurado hoy la renovación de sus nuevas oficinas corporativas en el barrio donde lleva presente desde hace más de 60 años: El Guinardó, en Barcelona.

Las renovadas oficinas ocupan un total de 4725 metros cuadrados repartidos en 4 plantas, que albergan a los más de 140 empleados y empleadas de los servicios centrales de la compañía. Desde este complejo de la calle Lepanto se diseña la estrategia de marcas como ColaCao, Nocilla, Paladín, los batidos Okey y el edulcorante Mesura.  Unas enseñas que cuentan con un gran legado, ya que en el caso de ColaCao lleva más de 75 años presente en el mercado. La compañía, orgullosa de este patrimonio, ha concebido el nuevo espacio como un punto de encuentro entre su pasado, su presente y su futuro, construyendo su renovada sede corporativa en el mismo enclave donde se erigió su fábrica desde 1957 y hasta 1981, y donde lleva más de 6 décadas operando ininterrumpidamente. Se han conservado numerosos elementos arquitectónicos originales que testimonian este legado fabril, como la bóveda catalana en los techos- una técnica de construcción muy tradicional de la zona- algunos circuitos industriales y los pilares de la antigua factoría.

“Este edificio es parte de la historia de Idilia y también lo será de su futuro. Transmite la esencia de la compañía y sus valores más importantes: la transparencia, la cercanía y el trabajo en equipo” declara Xavi Pons, CEO de Idilia Foods.

Un espacio adaptado a la nueva normalidad

Las oficinas están 100% adaptadas a las necesidades de la nueva normalidad, así como a las nuevas formas de trabajar de la compañía y a las dinámicas de las nuevas generaciones de profesionales. Por ello cuenta con grandes espacios abiertos, que permiten fomentar la comunicación y las sinergias entre los distintos departamentos, y con áreas y salas versátiles y multifuncionales, que se adaptan a las distintas necesidades que puedan surgir en cada proyecto o equipo.

Un elemento central del nuevo espacio es la digitalización y la conectividad, entendidas no sólo en su vertiente tecnológica sino como un cambio de cultura profesional. Este componente abarca todos los procesos, desde el carácter paperless de las instalaciones hasta la apuesta por la integración del trabajo presencial con el remoto, donde no importa si una persona está presente físicamente en una reunión sino las aportaciones que pueda hacer a la misma, esté donde esté, favoreciendo así la flexibilidad y la conciliación.

Una de las plantas se ha destinado a uso social, para que las personas puedan interactuar en sofás y mesas en un ambiente relajado que permita potenciar la creatividad y la conectividad entre ellas, en una zona con vistas panorámicas sobre la ciudad condal. Uno de los elementos más destacados de esta zona es la terraza, un gran espacio al aire libre de 500 m2, que permite hacer reuniones diferentes o pausas relajadas.

Idilia Foods ocupará cuatro plantas del edificio. Las tres restantes, con una superficie total de 5.615 m2, se pondrán en alquiler para albergar nuevos usos de las instalaciones.

La sostenibilidad, en el centro

El bienestar de las personas, el fomento de un estilo de vida saludable y la sostenibilidad han sido fundamentales en la concepción del espacio, y por ello se ha certificado el edificio con el sello BREEAM, el método de evaluación de la sostenibilidad en la edificación más avanzado y líder a nivel mundial. Esta certificación garantiza una construcción más sostenible, que se traduce en una reducción de su impacto en el medio ambiente y el fomento del bienestar y salud de las personas que trabajan en él. Además, el 100% de la energía que consume el edificio es verde, en una iniciativa también implementada en el complejo industrial de Idilia Foods, situado en Parets del Vallès (Barcelona).

Las instalaciones contemplan el reciclaje integral, estableciendo una política paperless y con puntos de reciclaje en todas las áreas de las oficinas. Así mismo se fomenta un plan de movilidad sostenible para los empleados y empleadas, apoyando los trayectos en bicicleta o vehículos eléctricos, ofreciendo un aparcamiento gratuito para estos vehículos con puntos de recarga eléctrica. También hay vestuarios para potenciar que los equipos puedan hacer actividad física tanto antes de llegar a las oficinas como en su tiempo de descanso.

Idilia Foods, una compañía con unas marcas líderes

La remodelación de las instalaciones refleja el alma de la compañía, una empresa 100% familiar desde su nacimiento, española, con visión a largo plazo, y con una personalidad popular y cercana. Sus marcas más populares, ColaCao y Nocilla, son líderes en sus respectivas categorías desde su nacimiento, hace más de 75 años en el caso del cacao en polvo y más de 50 para la crema de cacao. En 2019, la compañía Idilia Foods alcanzó una facturación de 173 millones de euros.

El barrio con aroma de cacao

Las nuevas instalaciones ocupan un enclave histórico para ColaCao. Y es que la compañía inauguró en este solar su fábrica de cacao en polvo en 1957, extendiendo su inconfundible aroma por toda la calle Lepanto, tal y como recuerdan sus vecinos. Más tarde, en 1981, la compañía trasladó la fabricación a la localidad barcelonesa de Parets del Vallès -donde aún conserva su complejo industrial, que también renovó en 2018-. Pero conservó en este enclave de la capital catalana las instalaciones, adaptándolas a oficinas y absorbiendo así el gran crecimiento que estaban viviendo las marcas de la compañía. Hoy, 63 años después, el corazón de Idilia Foods sigue latiendo con fuerza en el barrio de El Guinardó, en unas instalaciones que albergan a algunas de las marcas más queridas por las familias españolas, y con vocación de seguir creciendo a su lado por muchos años más.

 

Sobre Idilia Foods

Idilia Foods es una empresa española dedicada a ofrecer productos de alta calidad para el desayuno y merienda de toda la familia. La compañía engloba algunas de las marcas más queridas e icónicas del país, como ColaCao, Nocilla, Paladín, Okey y Mesura. La apuesta de Idilia Foods por la calidad y la proximidad con el consumidor han convertido a sus marcas en líderes en el sector alimentario de nuestro país, estando presentes en los hogares españoles desde hace décadas.

En España, Idilia Foods emplea a más de 300 personas. Comprometida desde hace más de 75 años con el deporte, promueve valores como el trabajo en equipo o la recompensa asociada al esfuerzo, así como los hábitos de vida saludables. El compromiso con el deporte en Idilia Foods se materializa, entre otras muchas iniciativas, en su papel como patrocinador del equipo olímpico español, iniciado hace 30 años, y su incorporación como patrocinador del equipo paralímpico español.